Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Wolfgang Amadeus Mozart

martes 23 de mayo de 2017


El Blog de Atticus

Ayer

TEMPORADA OPERÍSTICA 2017/2018 EN EL PALAU DE LES ARTS

El Blog de AtticusEsta mañana, misteriosamente y sin previo aviso, ha aparecido colgado en la página web del Palau de les Arts el contenido principal de la próxima temporada operística 2017-2018 en el coliseo valenciano. Presumo que se ha tratado de un descuido informático del teatro, pero el caso es que yo lo he visto en una página de acceso público, al menos durante unas horas, y considero que puedo comentarlo aquí. Todo lo que viene a continuación, aunque coincide casi en su integridad con alguna información que tenía yo, habrá de ser tomado como previsión o rumor hasta que sea confirmado oficialmente desde el Palau de les Arts por el propio Intendente, a quien ya sabemos que le encanta hacer shows de presentación de la temporada a los trabajadores, a la prensa y al público. Entrando ya en el desarrollo del contenido de la información a la que he tenido acceso, el inicio de la Pretemporada tendría lugar el 11 de octubre con la ópera de Puccini, Madama Butterfly, de la que se ofrecerán 5 representaciones, en una nueva producción del Palau de Les Arts con dirección de escena de un hombre de la casa, Emilio López; dirección musical del joven director venezolano Diego Matheuz; y teniendo como protagonistas a la soprano Liana Aleksanyan y al tenor Sergio Escobarcomo Pinkerton. El 10 de noviembre se estrenará un ballet sobre El amor brujo, de Manuel de Falla, en una creación de La Fura dels Baus para los Teatros del Canal y otros recintos, que pudo verse en Madrid el año pasado. No se facilitan datos de director musical ni del cuerpo de baile. El 2 de noviembre se anuncia Le Cinesi de Gluck, en versión concierto, con dirección musical de Fabio Biondi y los cantantes Désirée Rancatore, Ann Hallenberg y Anicio Zorzi Giustiniani. El 9 de noviembre otro concierto dirigido por Biondi, esta vez con la estupenda Petite Messe Solennelle de Rossiniy la participación del Cor de la Generalitat y cantantes del Centre de Perfeccionament. La temporada oficial tendrá que esperar al 9 de diciembre para inaugurarse con la versión italiana de Don Carlo, de Giuseppe Verdi, con dirección musical de Ramón Tebar y dirección de escena de Marco Arturo Marelli en una producción oscurísima de la Deutsche Oper de Berlín. En el reparto se avanza a Plácido Domingo como Rodrigo, a  María José Siri como Elisabetta, Don Carlo será Andrea Carè y Eboli Violeta Urmana. El mes de enero parece estar en blanco. Esperaremos a comprobar si también este año, como ocurrió en 2016, coincide con que la agenda del Intendente Livermoretiene algún trabajo fuera de València, lo cual sería escandaloso. El 1 de febrero se estrenará una de las obras que más ilusión me hacen a priori, Peter Grimes, de Benjamin Britten, en una producción del Teatro de la Monnaie, con dirección de escena de Willy Decker y musical de Christopher Franklin y con Gregory Kundede protagonista y otros cantantes como Leah Partridge o Robert Bork. Hay previstas 4 representaciones más. El 8 de marzo se estrena Il mondo della luna, de Haydn, en el Teatre Martin i Soler, en una producción del Teatro Arriaga con dirección escénica de Emilio Sagi y cantantes del Centre de Perfeccionament. No hay datos del director musical. El 28 de marzo se ofrecerá la primera de las cinco funciones de Il Corsaro, de Verdi, con dirección musical de Fabio Biondi y dirección de escena de Nicola Raab en una nueva producción del Palau de les Arts, que prevé contar con las voces de Michael Fabiano, Kristina Mkhitaryan, Oksana Dyka y Vito Priante. El 6 de mayo se estrena la enésima Tosca, de Puccini, de la que se ofrecerán 6 funciones, y que cuenta con la dirección de escena de Davide Livermore, en una producción del Teatro Carlo Felice de Génova, para la que por el momento no se conocen los intérpretes. El 20 de junio tenemos otra cita importante con la primera de las cinco representaciones de La damnation de Faust, de Berlioz, que será la obra que ponga el broche final a la temporada, con dirección musical de Roberto Abbado y escenica de Damiano Michieletto, en una nueva coproducción del Teatro dell’Opera di Roma y el Palau de les Arts, para la que se prevé la participación de Celso Albelo y John Relyea. También en junio, aunque en version concierto-espectáculo (miedito me da), podremos asistir, los días 24 y 28, a dos representaciones de La Clemenza di Tito, de W.A. Mozart, dirigida por Fabio Biondi, con la veterana Eva Mei y René Barbera. Además de lo dicho se prevé un ballet y diversos conciertos, entre ellos dos dirigidos por Roberto Abbado, alguno por Biondi, otro con la presencia en el atril de Jordi Bernàcer el 9 de octubre y un concierto de Navidad el día 22 de diciembre, con el Cor de la Generalitat (Dios les ampare) dirigido por Plácido Domingo. Otra de las citas imperdibles previstas para la próxima sesión operística sería un recital de arias de ópera a cargo de Mariella Devia el día 2 de junio de 2018. Bueno, pues hasta aquí lo que he podido averiguar. Cuando se haga oficial la información podremos comentar más a fondo, pero mientras tanto sí hay algunas cosas que merecen resaltarse. La primera es que, de confirmarse todo lo anterior, el director titular Roberto Abbado, de quien se viene comentando su deteriorada relación con Davide Livermore, tan sólo dirigiría algún concierto y La condenación de Fausto al final de la temporada. Por el contrario, el cotitular, Fabio Biondi, entre conciertos y óperas se va a inflar. La segunda es que el repertorio alemán sigue siendo el gran discriminado por la dirección del teatro valenciano. Ni Wagner ni Strauss van a escucharse tampoco el próximo año. Es una absoluta vergüenza que se dilapide así el trabajo de los años  anteriores a Livermore, donde nuestra orquesta fue todo un referente en ese repertorio. Alegar que sería caro reforzar la orquesta es una imbecilidad, cuando vamos a tener Don Carlo o La condenación de Fausto; y cuando no es lo mismo un Lohengrin que un Holandés o un Tristán. Lo que hay que reforzar son las ganas del Intendente de afrontar Wagner. Y por último, dos Verdi y dos Puccini, con nuevas producciones de óperas ya vistas, me parece la guinda al insulto al repertorio germánico. En fin, como decía antes vamos a esperar a que Livermore haga su show y anuncie y explique personalmente el contenido de la temporada. Seguiremos informando.

Scherzo, revista de música

Ayer

CRÍTICA / Más expectación que resultado

Úbeda. Auditorio del Hospital de Santiago. 13-V-2017. XXIX Festival Internacional de Música y Danza Ciudad de Úbeda. Orquesta de Cámara Solistas de Zagreb. Concertino. Sreten Krstic. Obras de Mozart, Piazzolla, Papandopulo y Chaikovski. Patio del Hotel Álvaro de Torres. 14-V-2017. Alexander Panfilov, piano. Obras de Mozart, Albéniz, Liszt y Prokofiev. José Antonio Cantón leer más




Pablo, la música en Siana

17 de mayo

La OSPA encanta

La Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) además de los conciertos de abono repartidos entre Oviedo, Gijón y Avilés, los extraordinarios que buscan ampliar espacios y públicos (siendo habitual su presencia en el Festival "Musika-Música" de Bilbao), o su participación en la Temporada de Ópera, también tiene entre sus muchas funciones la social y también la didáctica. Desde hace cinco años y de la mano de su titular Rossen Milanov, que ya había desarrollado este programa en el Carnegie Hall con la Orquesta de St. Luke, nos han traído Link Up!, el excelente programa del "Weill Music Institute" hasta Asturias, siendo quien lo estrenó en Europa, aunque lleva varios años desarrollándose en Estados Unidos y otras ciudades de Canadá, Latinoamérica, Japón y África, extendiéndose lentamente por España y el resto de países europeos.  ©Foto OSPAPuedo presumir, pues queda constancia en el blog, de haber apostado desde la primera edición allá en 2013 por este ilusionante proyecto que traía hasta el Auditorio de Oviedo a un montón de alumnos y profesores de colegios e institutos de toda la geografía asturiana para participar de forma activa y no como meros espectadores en estos conciertos pedagógicos. "La Orquesta se mueve" comenzó con dos días y cuatro sesiones en pases matutinos a las 10:30 y 12:00 horas en el Auditorio Príncipe Felipe de la capital asturiana, seguida por "La Orquesta Canta" al año siguiente y cerrando este ciclo de tres títulos con "La Orquesta Rock", cada año con más demanda e implicados en el proyecto, retornando el año pasado a esta "trilogía" que ha llegado a cuatro días (16, 17, 18 y 19 de mayo) y ocho sesiones en este 2017, puede que con el más emotivo a la vista de los resultados contrastados con mi alumnado del IES "El Batán" de Mieres y los profesores que acudimos. Sirvan también los datos de esta quinta edición: 9.251 asistentes, de los que 8.686 son alumnos entre 8 y 15 años, con 565 profesores de 128 colegios e institutos de toda Asturias, con nuestra OSPA en la lista de las 90 orquestas que este año participan en este programa mundial, una experiencia didáctica que pretende extender la música más allá de las salas de conciertos comenzando precisamente en el aula. ©Foto OSPAHay que seguir apoyando esta iniciativa que según las previsiones del propio "Weill Music Institute", más de medio millón de estudiantes de todo el mundo participen en Link Up! este 2017, avanzando que ya han presentado este año su cuarto proyecto "The Orchestra Swings", ampliando los estilos y repertorio con el jazz, algo que no abunda mucho en nuestro entorno ni tampoco ocupa mucho espacio en el currículo de una materia como "Música" a la que los legisladores llevan arrinconando después de años de lucha por su inclusión en los planes de estudio. Alumnos y profesores nos hemos involucrado en esta actividad que busca una comprensión profunda de la importancia de la Música en la educación de los jóvenes gracias a la OSPA, que con Link Up! la dio un paso más en esta apuesta por la educación musical, manteniendo una estrecha colaboración con escuelas y maestros con su programación didáctica. En los meses previos a cada concierto, la OSPA ofrece varios talleres de formación y apoyo directo a los profesores para familiarizarnos con el repertorio que se tocará con la orquesta cada año (este curso Ana Hernández Sanchiz, sustituyó a Gustavo Moral, quien estuvo los cuatro años anteriores y con una agenda que le impidió volver a Oviedo), además de unas guías excelentes distribuidas de forma gratuita entre alumnos y profesores que participan en estos programas, descubriendo la notación musical, las claves para tocar la flauta dulce (extensible a otros instrumentos en casos puntuales, siempre atendidos por su personal), patrones musicales y partituras de obras variadas.  ©Foto OSPAEn "La Orquesta Canta" hemos trabajado la Oda a la alegría de Beethoven, el "finale" de El Pájaro de fuego (Stravinsky), el "Largo" de la Sinfonía del "Nuevo Mundo" de Dvorak, uno de los momentos más emocionantes de este segundo programa, con las flautas "robando" protagonismo al corno inglés, además de contenidos musicales creados específicamente como Oye de Jim Papoulis o el Ven a tocar de Thomas Cabaniss, el "himno" de Link Up! que es la única pieza repetida en todos los programas. Añadir Simple Gifts de Brackett o la tradicional Bought Me a Cat y añadimos el inglés a los contenidos (como el francés, el portugués e incluso el latín de años pasados), con dificultades variadas y adaptas al nivel del alumnado. Estos días "La orquesta canta" está dirigida por el maestro Carlos Garcés, un descubrimiento para el que suscribe, y con el tenor Julio Morales en funciones de presentador, junto a las sopranos Sonia de Munck y Elena Ramos (tres "fijos" en Link Up!) más la mezzo Beatriz Lanza. Ahí estuvimos este miércoles lluvioso a las 10:30 en primera fila disfrutando como niños, y con la vuelta al aula como siempre una "Oda a la alegría" en el autobús con Oye convertida en el número uno de los éxitos de este curso. Algunos ya conocían programas anteriores y otros debutaron hoy, pero todos quieren volver ya el próximo año e incluso preguntan si toca Rock... Proyectos como Link Up! y nuestra OSPA nos hacen reafirmarnos en la necesidad de sembrar para recoger, si queremos rejuvenecer unos auditorios que se están despoblando, y formar musicalmente a un público que no tiene muchas oportunidades de ello, aún menos en esta deprimida Cuenca del Caudal. ©Foto OSPAP. D. No quiero olvidarme que Oviedo Filarmonía también presentaba hoy tres funciones en el Teatro Filarmónica su concierto didáctico La leyenda del fauno, igualmente desde ese compromiso de completar la educación musical de los más jóvenes con esta actividad en la que los estudiantes del municipio de Oviedo se acercan a la orquesta y a todo el entramado que implica un concierto de música clásica y los diferentes agentes que en él participan, una propuesta para introducir a los más pequeños en el siempre fascinante mundo de la música clásica, completado con la actividad que la orquesta desarrolla también en los distintos colegios del municipio, lo que resulta más local pero complementario a la labor emprendida por la OSPA. Todo sea por remar en la misma dirección. Comentar que este fauno es una idea del músico y actor Andreas Prittwitz con guión de Susana Gómez, donde se escucharán la Obertura 1812 de Chaikovski, la Sinfonía del "Nuevo Mundo" de Dvorak, El moldava de Smetana, La Notte de Vivaldi y el segundo movimiento del "Concierto para clarinete" de Mozart, estrenando una composición del propio Andreas, Standard de Jazz, arreglado por él mismo y música de cine más pequeños fragmentos de obras de música de cámara para introducir y presentar los diferentes instrumentos a los chavales ovetenses.

Ya nos queda un día menos

14 de mayo

Réquiem de Verdi por Harnoncourt: recogimiento y flacidez

Ha llegado a mis manos un Blu-ray Audio editado por Sony que incluye el Réquiem de Verdi que grabó en vivo Nikolaus Harnoncourt al frente de la Wiener Philharmoniker en diciembre de 2004 para el sello RCA. La toma multicanal nos permite apreciar muy bien el ambiente de la Musikverein de Viena, toses y reverberación incluida, además de colocar las intervenciones de los metales en el Tuba Mirum muy atrás del espectador. Ofrece asimismo un relieve asombroso: acojonante el bombo. Hace muy poco he escuchado el trasvase a SACD de la magistral grabación de Giulini con la Filarmónica de Berlín y la verdad es que no hay punto de comparación. Hablo de la calidad técnica del audio, claro está, porque en lo que al plano artístico se refiere, la dirección del maestro berlinés deja mucho que desear. Y no se parece en nada a lo que podría esperarse de él. En lugar de hacer gala de su habitual sentido de la teatralidad y de los contrastes, Harnoncourt propone una versión estática, recogida en la medida de lo posible, muy alejada de lo operístico, pero que tampoco termina de funcionar desde una óptica reflexiva, digamos que “religiosa” –esa era la línea del citado Giulini–, por su falta de sensualidad, de humanismo, de emotividad en definitiva. Sí que es muy atractivo el tono particularmente macabro que imprime a su interpretación, especialmente a lo largo de todo el Dies Irae. Por desgracia, esto lo consigue a base de unos tempi más bien lentos y de otorgar un gran peso a los silencios, y aquí viene un nuevo problema: Harnoncourt llega a perder el pulso con demasiada frecuencia –si es que llega a cogerlo en algún momento–, por lo que su interpretación termina resultando un tanto desarticulada, cuando no abiertamente flácida y aburrida. La Filarmónica de Viena, con un vibrato moderado pero luciendo la sonoridad admirable que le conocemos, realiza una excelente labor desde el punto de vista técnico, y en este sentido la referida lentitud nos permite, clarificando las texturas, apreciar de manera admirable el tejido orquestal diseñado por Verdi. Algo parecido se puede decir del Coro Arnold Schoenberg, que canta con enorme perfección su parte y permite apreciar como nunca la perfecta polifonía de la fuga final, trazada por Harnoncourt con tanta claridad como flacidez en sus tensiones. Los cuatro solistas congregados se caracterizan por poseer instrumentos excesivamente líricos para sus respectivas partes y por cantar con ese alejamiento de lo teatral que parece buscar el maestro. Eva Mei cumple con solvencia con la belleza de su canto, como también lo hace Bernarda Fink. Michael Schade, elegantísimo, hace gala de una línea mucho antes mozartiana que verdiana, lo que unido a una voz algo blanquecina le mantienen lejos del carácter rebelde y encendido que sería preferible en algunas de sus intervenciones. El más propiamente verdiano de todos es, lógicamente, Ildebrando D'Arcangelo. ¿Mi recomendación? No pierdan el tiempo escuchando este registro y acudan a los que ya saben: Barbirolli, Solti, Muti, Giulini, Barenboim... Otro día les hablo del Réquiem de Mozart que viene en el mismo Blu-ray.



Pablo, la música en Siana

11 de mayo

Profesores: maestros e intérpretes

 Martes 9 de mayo, 19:45 horas. Teatro Filarmónica, Sociedad Filarmónica de Oviedo (concierto 9 del año, 1957 año 111). José María Fernández Benítez (violín), Josep Colom (piano). Obras de: Brahms, Schubert y Mozart. Los profesores Josep Colom (Barcelona, 1947), habitual en Oviedo, maestro de maestros en una trayectoria impecable, y José María Fernández Benítez (Córdoba, 1977), compaginan docencia y conciertos, acercando su magisterio a estudiantes (muchos alumnos del conservatorio ovetense) y melómanos como así debería ser en todas partes, y teniendo la música de cámara como parte importante en sus trayectorias. Visitando las Sociedades Filarmónicas de Oviedo y Gijón, verdaderos oasis musicales en peligro de extinción y auténtica escuela para todos, este dúo de violín andaluz y piano catalán nos trajo un programa con el violín como protagonista, recordando al gran intérprete húngaro Joseph Joachim, cuyo Stradivarius se escuchó en el Auditorio el pasado viernes en manos de Ray Chen, pero donde el piano comparte protagonismo. Brahms resultó el auténtico plato fuerte, comienzo y final. El “Scherzo”, de la Sonata FAE, que fue concebida, como indican las notas al programa, por Schumann como regalo para Joachim "en una suerte de unión del talento musical del propio Schumann (Intermezzo y Finale), Albert Dietrich (el inicial Allegro) y de Johannes Brahms (el scherzo que hoy nos ocupa), parte que sin duda es la que con el tiempo ha vivido mayor fortuna y suele interpretarse como pieza separada". Continúan las notas diciendo que "los tres compositores amigos tomaron el lema de Joachim "Frei aber einsam" (libre pero solo) para obtener el tema principal de la sonata (fa-la-mi). El 28 de octubre de 1853, en casa de los Schumann, con Clara al piano y el propio Joachim al violín, fue presentada la sonata por sus autores a su dedicatario, que adivinó sin problema alguno quién era el autor de cada uno de los movimientos". La tapa acústica del piano abierta totalmente nos permitió apreciar la inmensa gama dinámica del compositor alemán en ambos instrumentos, puede que algo oscuro el violín en los pianísimos pero presente y consistente, impulso vital y momentos cantabiles realmente logrados. La Sonata Gran Dúo en la mayor, D. 574 de Schubert es habitual en los programas de los grandes intérpretes solistas que se unen para disfrutar juntos la música de la Viena romántica, presentes los recuerdos beethovenianos del malogrado Franz, diálogos desde el juego melódico y nueva demostración de Música con mayúsculas a cargo de Fernández Benítez y Colom, el Teatro Filarmónica cual salón de una de aquellas “schubertiadas” (las fiestas de música y poesía organizadas por el compositor vienés) a la que estuvimos invitados. Limpieza en los fraseos, exactitud en las duraciones, el rubato ensamblado y entendido con delicada precisión más la unión discursiva de los cuatro movimientos en esta joya que el propio compositor no pudo ver en vida, pese a considerarse una de las preferidas de su autor. De nuevo quiero citar las notas al programa: "Schubert es Viena. Nace, vive y muere en la que ya entonces es capital musical europea, Así, podemos decir que su música es Viena en puridad. Aspectos de su vida y personalidad nos hablan de un autor atormentado y brillante, de corta vida -muere a los 31 años- y prolífico como pocos, que la historia de la Música ha dejado como paradigma del infortunio y el trágico destino, prueba de ello es la famosa anécdota que se le atribuye de su proposición de brindis tras el entierro de Beethoven por el próximo en ser enterrado, sin saber que estaba brindando por sí mismo. Paradigma de ese infortunio puede ser la historia de este Gran Dúo, escrito en agosto de 1817 -con veinte años- pero que fue publicado, póstumamente en 1851 y estrenado en 1864. Sin duda recordaremos a Beethoven escuchándolo, pero estaremos ante Schubert o en Viena, que es lo mismo, desde el mismo principio de la obra, cuando los envolventes cuatro primeros compases del piano den entrada al tema del violín que nos situará en una schubertiada, plena de delicadeza musical". Otra partitura de las que se agradecen en estos conciertos es la Sonata en mi mayor, K. 304 (Mozart), con dos movimientos, el “Allegro” conocido -e incluso tarareado por mis vecinas de localidad- más el “Tempo di Menuetto”, que bisarían como propina, abriendo la segunda parte. Verdadera joya del Clasicismo que guarda la siempre engañosa sencillez del genio de Salzburgo con la profundidad que marcaría su inmensa producción. Escrita en París en 1778 cuando Mozart buscaba un trabajo estable y marcado por la muerte de su madre, es una de las más destacadas obras de cámara del joven Wolfgang. Independientemente de ser anterior o posterior al hecho luctuoso sí podemos apreciar cierto sentimiento de ausencia. Si se habla de "sencillez formal y profundidad expresiva de una forma que merece resaltarse dentro de su catálogo", diría que la sencillez estuvo en una ejecución sustentada en el conocimiento y el entendimiento, mientras la profundidad expresiva en la unidad sonora engrandecida por dinámicas y fraseos claros, complementarios para los dos movimientos expuestos por dos maestros para quienes la edad no es distancia sino un plus de madurez que redunda en la calidad interpretativa, dejándonos por partida doble ese “Menuetto” exquisito bisado como propina. Mozart siempre nos transmitirá alegría y colocarlo entre Brahms predispone oído y sentimientos antes de un final realmente poderoso. Porque la Sonata nº 3 en re menor, op. 108 (Brahms) fue la segunda joya musical del alemán afincado en Viena, como no podía ser menos, engarce técnico y expresivo de un diamante que brilló con luz propia y dispuesto a degustarse con pasión, disfrutando del entendimiento en estado puro entre el pianista catalán y el violinista andaluz para encajar tiempos y estilo en una ejecución desde la honestidad y el respeto por la partitura, unido a la musicalidad que ambos profesores atesoran. Si el lirismo y la fuerza marcaron el "Scherzo" que abría concierto, en la sonata de cierre fueron pasión y vehemencia, destacando especialmente el "Adagio" y el "Presto agitato" de auténtico encaje de bolillos, balances, diálogos, hondura y perfecta lección de cómo abordar una sonata a dúo, Josep y José María. P. D.: Comentar que dejo este escrito nada más concluir mi crítica para LNE, limitada por el espacio, que no así en el blog, reorganizándola para no resultar idéntica además de sumar las posibilidades que da Internet de poder colocar enlaces a biografías, obras y fotos propias. La "subida" al blog queda programada para después de la prensa escrita.Miércoles, 9 de mayo, 1:33.

Wolfgang Amadeus Mozart
(1756 – 1791)

Wolfgang Amadeus Mozart (27 de enero de 1756 - 5 de diciembre de 1791), fue un compositor y pianista austriaco, maestro del Clasicismo, considerado como uno de los músicos más influyentes y destacados de la historia. La obra mozartiana abarca todos los géneros musicales de su época y alcanza más de seiscientas creaciones, en su mayoría reconocidas como obras maestras de la música sinfónica, concertante, de cámara, para piano, operística y coral, logrando una popularidad y difusión universales. En su niñez más temprana en Salzburgo, Mozart mostró una capacidad prodigiosa en el dominio de instrumentos de teclado y del violín. Con tan solo cinco años ya componía obras musicales y sus interpretaciones eran del aprecio de la aristocracia y realeza europea. A los diecisiete años fue contratado como músico en la corte de Salzburgo, pero su inquietud le llevó a viajar en busca de una mejor posición, siempre componiendo de forma prolífica. Durante su visita a Viena en 1781, tras ser despedido de su puesto en la corte, decidió instalarse en esta ciudad donde alcanzó la fama que mantuvo el resto de su vida, a pesar de pasar por situaciones financieras difíciles. En sus años finales, compuso muchas de sus sinfonías, conciertos y óperas más conocidas, así como su Réquiem. Las circunstancias de su temprana muerte han sido objeto de numerosas especulaciones y elevada a la categoría de mito. En palabras de críticos de música como Nicholas Till, Mozart siempre aprendía vorazmente de otros músicos y desarrolló un esplendor y una madurez de estilo que abarcó desde la luz y la elegancia, a la oscuridad y la pasión. Su influencia en toda la música occidental posterior es profunda; Ludwig van Beethoven escribió sus primeras composiciones a la sombra de Mozart, de quien Joseph Haydn escribió que «la posteridad no verá tal talento otra vez en cien años».



[+] Mas noticias (Wolfgang Amadeus Mozart)
16 oct
E così dolce il s...
15 oct
Google Noticias E...
15 oct
Google Noticias A...
15 oct
Google Noticias C...
15 oct
Google Noticias E...
15 oct
Google Noticias M...
13 oct
Ya nos queda un d...
12 oct
Esfera Wordpress
10 oct
Google Noticias E...
10 oct
Google Noticias M...
10 oct
Google Noticias A...
10 oct
Google Noticias E...
10 oct
Google Noticias C...
7 oct
camino de musica
6 oct
Scherzo, revista ...
6 oct
Pablo, la música ...
5 oct
Ya nos queda un d...
5 oct
camino de musica
5 oct
Ópera Perú
4 oct
El Blog de Atticus

Wolfgang Amadeus Mozart




Mozart en la web...



Wolfgang Amadeus Mozart »

Grandes compositores de música clásica

Concierto Para Piano Opera Flauta Mágica Bodas De Fígaro Don Giovanni Pequeña Tonada Nocturna Sinfonia

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...